Select language

Historia

Historia

Florian Beck nació en Innsbruck, Austria, el 18 de febrero de 1983. En una familia en donde la encabezaba el abogado Dr. Werner Beck, quien transmitió el sentido de la responsabilidad y la ambición en la vida.

Su padre, el Abogado Dr. Werner Beck trabajó con éxito en Innsbruck por 42 años como abogado en casos penales y civiles en los tribunales, así como también en materia contractual. Entre sus clientes se encontraban ex gobernadores, bancos e incluso diplomáticos. Hoy en día está jubilado y vive en Innsbruck con la madrastra de Florian Beck, Christiane Beck.

Su madre Griseldis Beck murió de cáncer en 1986. Ella era una madre dedicada y amorosa que dio todo por su hijo. Años después de la muerte de su madre, su padre se casó con Christiane Beck. Le ha dedicado su vida a Florian Beck al inculcar valores y principios sobre la vida y le ha ayudado a formarse en la vida.

Con mucha dedicación y apoyo, fomentó su padre, a Florian Beck la posibilidad de desarrollarse. Florian Beck asistió a la primaria y secundaria en Innsbruck, luego fue a una escuela de hotelería, donde inició su amor por la cocina internacional y culminó su estudio en la escuela de formación profesional superior, donde fue entrenado en administración. Los exámenes finales de la carrera de Administración ha aprobado Florian Beck con distinción. También ha logrado completar la Licenciatura de Hotelería y Turismo para tener varios pilares en la vida.

Después de completar su formación académica, Florian Beck ha tenido siempre un anhelo por algo nuevo y deseaba conocer todo en la vida como también nuevos desafíos.

Florian Beck siempre ha tenido un sentido del bien común para toda la gente así como para el futuro, Además de su trabajo como gerente en una discoteca, trabaja en el negocio de la seguridad, donde ha colaborado con muchos hombres importantes y aprendido mucho de las experiencias para su vida.

Además, siempre le ha interesado ser útil para sus semejantes.

Desde sus 15 años, como bombero voluntario en su ciudad natal ARZL en Innsbruck o sea en varias incursiones durante catástrofes naturales, como las inundaciones en Ischg donde ayudó meses en el trabajo de limpieza con palas y excavadoras.

Sus habilidades con las personas para liderar y organizar siempre le ayudaron en la vida. Ya sea en vacaciones, en problemas en general, el trato con la gente o en su empresa. En 1995 conoció Florian a un joven austriaco, cuyo padre era propietario de una estancia en el Chaco Paraguayo al que lo invitó a visitar.

Cuando Florian llegó a Paraguay, fue sorprendido por la hospitalidad de la gente de allí, y el potencial y posibilidades que se encontraban en Paraguay, sorprendido por la belleza y energía del país.

Después de visitar cuatro veces el Paraguay, decidió buscar su futuro en Paraguay y ofrecer a las personas excelentes posibilidades y opciones para trabajar y crecer.

No sólo como persona sino también como un hombre de negocios, usted puede confiar en Florian Beck, su diligencia, su determinación, su fiabilidad y por sobre todo, su palabra.